martes, 18 de junio de 2013

Así hacemos nuestras serigrafías: un pequeño paseo a través del aroma y sabor.

Palmeras y Puros compañía gráfica es una locomotora que no se detiene, alimentamos sus calderas con tarugos de madera, carbón, detritos, residuos sólidos y prácticamente cualquier cosa capaz de arder pasto de las llamas. El viaje es vertiginoso, el tren avanza implacable por las vías del triunfo dejando una negra y espesa estela de humo. El destino, estamos convencidos, no puede ser otro que esa estación llamada éxito.

Queremos compartir con vosotros unas instantáneas de nuestro viaje, nuestra primera serigrafía, un diseño ejecutado con magnifica maestría por la mano del insigne Furillo.


 Nuestras modernas instalaciones, con lo último en equipamiento.









Y el resultado es un producto típicamente "palmeropurista". Una serigrafía con todo el aroma y sabor, que cumple con los cánones establecidos por los fundadores de esta compañía: Tosquedad, rotundidad, aplomo, nobleza, una serigrafía negra, bragá y meana, donde se mezcla el legado estético y moral del mejor cine español con la locura de los desquiciados coches preparados del gran Ed Roth, en lo que constituye un homenaje sincero y humilde a uno de los mejores actores de la historia del séptimo arte.



Serigrafía de 5 tintas sobre papel del bueno (Canson Edition, 250 gr/m2)

2 comentarios:

  1. ¡Ese es el mío!. ¡lo tengo, lo tengo, lo tengo!. Ahora quiero el del milquinientos.

    ResponderEliminar