jueves, 20 de junio de 2013

Segunda ración de aroma y sabor.

Palmeras y Puros, apenas acaba de hacer presencia en la red y ya esta arrasando en el difícil y competitivo mundo del import-export. 

En el momento en que se escribe esta entrada, los seguidores en facebook ya suman el centenar, aunque claro está, sabemos que dentro de poco se contarán por miles. La tienda online en tan solo un día ha saturado nuestra centralita, las oficinas de logística están  desbordadas en un constante ajetreo de pedidos, albaranes, embalajes, palmeras, puros y copas de coñac que vuelan de un lado para otro, tratando de ofrecer a nuestros clientes el mejor de los servicios.

Ante la atención y seguimiento mostrados por el público, desde PP & PP queremos agradecer el interés y confianza que habéis depositado en esta compañía. Nuestra flota de reparto se encargará de que ningún hogar, por remoto e inaccesible que sea, se quede sin una de nuestras exclusivas láminas presidiendo el salón o el recibidor de la casa.

De hecho el éxito cosechado en tan poco tiempo ha sido tan rotundo que nos habíamos planteado cerrar la compañía, y vivir despreocupádamente de los beneficios obtenidos. Sin embargo en PP & PP no somos así, seguimos arriesgando, vamos a seguir produciendo y ofreciendo los productos de exclusivo aroma y sabor que nuestro público se merece.

Y que mejor muestra que esta segunda lámina, obra de nuestro artista de la casa, Jorge Rueda. Se trata de una arriesgada propuesta gráfica ya que se trata del cartel de un cortometraje que muy probablemente no diga nada al gran público. "Momia, historia de una vida"  es en efecto un videominuto ignoto a la par que olvidado, tan solo conocido por sus creadores y acólitos. Pero no se engañen, su carácter marginal no le impidió ser premiado en el Festival Obuxo de Javierralatre.
Desde la dirección nos preguntamos ¿a quién cojones le importa esto? por lo visto el artista no se planteó lo mismo, ya que se ha cascado una tirada de 40 ejemplares y se ha quedado más ancho que largo.











 



Tres tintas sobre papel de calidad (Canson Edition de 250 gr/m2). 


martes, 18 de junio de 2013

Así hacemos nuestras serigrafías: un pequeño paseo a través del aroma y sabor.

Palmeras y Puros compañía gráfica es una locomotora que no se detiene, alimentamos sus calderas con tarugos de madera, carbón, detritos, residuos sólidos y prácticamente cualquier cosa capaz de arder pasto de las llamas. El viaje es vertiginoso, el tren avanza implacable por las vías del triunfo dejando una negra y espesa estela de humo. El destino, estamos convencidos, no puede ser otro que esa estación llamada éxito.

Queremos compartir con vosotros unas instantáneas de nuestro viaje, nuestra primera serigrafía, un diseño ejecutado con magnifica maestría por la mano del insigne Furillo.


 Nuestras modernas instalaciones, con lo último en equipamiento.









Y el resultado es un producto típicamente "palmeropurista". Una serigrafía con todo el aroma y sabor, que cumple con los cánones establecidos por los fundadores de esta compañía: Tosquedad, rotundidad, aplomo, nobleza, una serigrafía negra, bragá y meana, donde se mezcla el legado estético y moral del mejor cine español con la locura de los desquiciados coches preparados del gran Ed Roth, en lo que constituye un homenaje sincero y humilde a uno de los mejores actores de la historia del séptimo arte.



Serigrafía de 5 tintas sobre papel del bueno (Canson Edition, 250 gr/m2)

viernes, 14 de junio de 2013

Manifiesto

Palmeras y Puros (PP&PP) Compañia Gráfica, es una pequeña empresa familiar de import-export, cuyo mayor anhelo es proporcionar a sus clientes productos exóticos exclusivos de exquisito aroma y sabor.

Esta pequeña descripción, que a priori puede resultar pintoresca y alejada quizá de la realidad a tenor de los productos que efectivamente vamos a tener a la venta en nuestras plataformas digitales, se muestra totalmente cierta tras un pequeño análisis de la misma. La característica familiar de PP&PP se ratifica al comprender que sus fundadores son unos auténticos primos. Al referirnos a su actividad como de import-export no debemos entenderla en el sentido transnacional o transcontinental de productos, una idea materialista que en una sociedad globalizada como la actual ha perdido todo sentido, sino transprovincial y de ideas, pues se desarrolla principalmente en un braimstorming constante , entre las provincias de Teruel y Zaragoza, provincias donde el tiempo, el espacio y la tecnología, carecen de influencia y sentido. 



Por productos exóticos de carácter exclusivo entendemos principalmente los nuestros, pues el exotismo es siempre relativo y la exclusividad solo depende de la cantidad y esta, en nuestros productos, siempre es escasa. Y llegamos a la idea central que define nuestros productos: el aroma y sabor. ¿Y qué entendemos en PP&PP Compáñía Gráfica por aroma y sabor? El aroma y el sabor, elementos que se detectan por el olfato y el gusto, trasladados a materiales impresos, se desvanecen, pues nuestras serigrafías, ni huelen (esperemos que no se note demasiado al menos), ni saben. Bueno, sí que sabrán a algo pero no recomendamos su consumo alimenticio.



El aroma y sabor que se manifiesta en el espíritu de nuestras producciones surge en efecto de la propia personalidad de las obras.
PP&PP no busca productos perfectos. Nuestras serigrafías huyen de la industrialización alienante, del fordismo  y de sus medios de producción en masa; por el contrario las obras de PP&PP están realizadas de forma artesana. Buscamos la serigrafía de caverna, esas manos de las cuevas prehistóricas, buscamos la multiplicación de la individualidad sin pérdida de la individualidad misma, la esencia primitiva de la reproducción,  que nuestras obras, como si fueran organismos vivos, transmitan la vida que albergan al multiplicarse. Así pues, es muy poco probable encontrar dos productos iguales dentro de una misma serie, característica esta provocada por lo rudimentario de nuestras herramientas o por una sana y deliberada incompetencia en la que destaca por encima de todo la humanidad. Quizá algún estirado lo llame chapuza. Nosotros lo llamamos aroma y sabor.

En resumen: hacemos serigrafías a mano con aroma y sabor.